RECETA ÁRBOL DE NAVIDAD HOJALDRE

receta-arbol-hojaldre

¿Cómo van las fiestas? las mías ajetreadas, más incluso de lo que pensaba, pero aquí estoy, a las tantas de la noche escribiendo este post, está claro que me va la marcha, jeje. Y bueno, qué mejor manera de celebrar el último día del 2015 que con una entrada con chocolate como esta?

El otro día subí una foto de cómo quedó un dulce que preparé en Nochebuena y no quería que pasara más tiempo sin enseñar cómo lo hice. La verdad es que es un poco tarde para hacerlo, pero bueno, aún nos quedan días de navidades, y cuando veas lo fácil que es de hacer y lo versátil, seguro que encuentras el rato para hacerlo. Seguramente ya conoces esta receta porque aparece mucho en las redes sociales y si pones árbol de hojaldre en google encuentras mil, pero la verdad es que desde que el año pasado una amiga me la pasó, tenía muchas ganas de hacerla. Como digo, solo necesitas un momentito para hacerlo y no exagero nada! eso sí, si tienes a un bebé de un mes y a una peque de dos años, lo mismo tardas un poco más o se te quema el primero 😉

Sigue leyendo

Mi niño ya está aquí

mi-niño-ha-llegadoEl 5 de noviembre llegó Manuel y aunque desde entonces la vida se ha vuelto un poco más loca, cansada y las noches más largas, no lo cambio por nada del mundo.

Me hubiera gustado retomar el blog un poco antes pero me ha sido imposible. Cada día al anochecer y ver como he podido hacer sólo una milésima parte de lo que tenía pensado, me digo, mañana normalizo y actualizo la agenda, pero así llevo desde antes incluso de dar a luz, así que ya me he hecho a la idea de que aunque seguiré con mis mil listas, por ahora hay que tomárselo con filosofía, jeje, esto de tener dos peques, y uno con lactancia materna exclusiva, es lo que tiene!

Que nos echamos una pequeña siesta, allá que voy yo a ducharme; que echamos una cabezadita, actualizo por escrito una parte del tema que me esté estudiando; que viene alguien y lo coge un poquito, ordeno ropa y así vamos. Cada día es distinto y cada día estoy más feliz de la aventura en la que me he embarcado. Está claro que también hay momentos duros, y no voy a ser yo quien diga lo contrario, pero es ver a Isabel darle besitos a su hermano o esos ojos de Manuel mirándome fijamente y todo se olvida. La crianza es sufrida pero tremendamente tierna al mismo tiempo.

La verdad es que aún creo que no llego a ser consciente de que tengo dos niños, ¡dos niños!, bueno sí, en esos momentos de llantos y estrés, pero entonces me parece que lo que tengo son cinco!!

Así que en breve volveré a dar guerra por aquí, en las redes sociales, no he dejado de hacerlo 😉

¡Feliz semana!

.María